lunes 16 de septiembre de 2019 - Edición Nº1271
Noticias Gráficas » Protagonistas » 2 sep 2019

Crisis Económica

"Esto habla de un fracaso absoluto del plan y proyecto económico de este gobierno".

Graciela Álvarez Agudo es abogada especializada en Derecho Cambiario y Comercio Exterior. Además, es Coordinadora general de la Constituyente Feminista. La letrada dialogó con Noticias Gráficas, sobre la crisis económica.


Respecto a la implementación de las nuevas medidas económicas del gobierno, esto nos decía:

"Eran medidas que en este escenario de drenaje de reserva y fuga de capitales se tornaban necesarias. En el caso particular podemos pensar que es paradójico que estas medidas sean adoptadas por el gobierno de Cambiemos, quien ganó sus elecciones en el 2015 llevando la bandera de que iba a eliminar todas las restricciones cambiarias de Argentina. Esto habla de un fracaso absoluto del plan y proyecto económico de este gobierno".

Que sucederá con la estabilidad cambiaria? 

"La estabilidad cambiaria necesita condiciones claras y confianza. Las condiciones vienen cambiando como barco sin timón, sumado al default en cuanto a ciertas condiciones de pago en término de títulos, la confianza hace rato viene sucumbiendo y la incertidumbre es grande. Esto se ve agravado porque quien adopta esta medida es el gobierno de Cambiemos, quienes venían  asustando a los votantes con la posibilidad de que si volvía el kirchnerismo iban a volver a implementar el cepo. Además, hay que pensar que cualquier ahorrista ciudadano o ciudadana común, también las empresas, pueden creer que estamos peor de lo que se conoce o se sabe porque para que hayan llegado a esta medida extrema es porque evidentemente hay una situación de máxima gravedad. Este contexto demuestra su propia negligencia absoluta para gobernar debidamente". 

¿Cuál es la diferencia entre este cepo cambiario que implementó el gobierno y el cepo que rigió hasta 2015?

"La diferencia es un abismo en cuanto a las razones de fondo, es decir a cómo y por qué se llega a la medida de control del atesoramiento, es decir a la compra y restricción de la libertad para adquirir dólares para ahorro en la medida que se necesite.  El gobierno kirchnerista tuvo la necesidad de aplicar cepo cambiario y agudizar los controles cambiarios que venían desde el año 2001 y habían sido establecidos por Domingo Cavallo y por el presidente De La Rúa mediante los decretos 1.606 del 6 de diciembre de 2001 y el decreto 1.638 del 11 de diciembre de 2001, donde se había reestablecido el control cambiario en Argentina después de 10 años de libertad cambiaria. Cuando llegó el 2011 y 2012 veníamos con un fuerte impacto de la crisis internacional de 2008, sumado a la restricción del sector externo: Argentina se había quedado sin divisas. Un problema histórico que tiene nuestro país es que cuando el país tiene años de crecimiento sostenido, por cada punto que crece la Argentina crecen tres veces las importaciones. Nuestro país no producía los suficientes dólares para pagar, justamente, ese desfasaje con esas importaciones que habían aumentado producto de que la industria estaba floreciente y Argentina venía creciendo. Entonces se produjo el estrangulamiento del sector externo: Argentina se quedó sin dólares y tuvo que agudizar sus controles cambiarios. En ese momento, los dólares eran necesarios principalmente para seguir produciendo y creciendo".

 ¿Qué lectura política puede hacerse de este tipo de medidas en el contexto económico que atraviesa el país?

"Retomando la pregunta acerca de la comparación entre el cepo macrista y el cepo kirchnerista, puedo decir que en Argentina hubo dos fiestas. Una en el Bicentenario, la buena fiesta en el mejor sentido de la palabra, la alegría de todos y para todos que se festejó en las calles y en donde todos tenían acceso al mejor espectáculo. La otra es la “fiesta” del gobierno macrista, en el peor sentido de la palabra, reflejo de lo que fue este gobierno: una fiesta en el Teatro Colón, con alfombra roja, donde el pueblo sentado en las gradas miraba como unos pocos entraban a esa fiesta. Esa es la gran síntesis de los dos cepos y de lo que pasó en los últimos años: esta fue la fiesta de pocos y para pocos, pero hay quienes se van a tener que responsabilizar por el gran daño que le hicieron a los argentinos y argentinas. En la semana se van a saber con mayor precisión los alcances de la nueva normativa dictada por el gobierno ante la fuga y el drenaje incesante de las divisas".

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS