jueves 20 de junio de 2019 - Edición Nº1183
Noticias Gráficas » Sociedad » 28 nov 2018

CRISIS

Los derechos de niños, niñas y jóvenes con discapacidad, en riesgo.

Desde Octubre de 2017 que el estado Nacional no aumenta los aranceles correspondientes a las prestaciones de salud, provocando un gravísimo desfinanciamiento en las instituciones y organizaciones sociales que prestan los servicios de rehabilitación y atención integral a niños, niñas y jóvenes con discapacidad.


En nuestro país, desde el año 1997, rige el Sistema de prestaciones básicas de habilitación y rehabilitación integral a favor de las personas con discapacidad, sancionado y promulgado por la Ley 24901. Dicho sistema, prevé que el Estado regulará la actividad de los prestadores de salud y ajustará, a través de sus organismos, el valor de los aranceles a nivel nacional.
En la actualidad la situación del sector de atención a las personas con discapacidad es crítica, debido a que desde hace trece meses el Nomenclador Nacional, normativa general que establece el valor económico de las prestaciones, no aumenta los aranceles.
Esta situación de desfinanciamiento, pone en riesgo el funcionamiento del Sistema en su conjunto, vulnerando los derechos de los niños, las niñas y los jóvenes.
En la actualidad, tenemos conocimiento de Centros de Atención que están cerrando sus puertas o dando de baja dispositivos de atención. Y por cada prestación que no puede darse, hay una persona con discapacidad que pierde su legítimo derecho a la salud. Cabe destacar, que las prestaciones básicas o complementarias para la atención de la habilitación o rehabilitación no existen en los servicios de atención pública, de lo cual resulta que sin el sostenimiento de las organizaciones sociales de salud las personas con discapacidad se quedan sin sus tratamientos.
Como es de público conocimiento, todos los costos de funcionamiento, así como los convenios colectivos de trabajo y los servicios han aumentado en el último año, con una inflación que alcanza el 40% . Frente a lo cual la actividad se hace insostenible.
Por lo expuesto, exigimos al Estado Nacional a través de la Agencia Nacional de Discapacidad revisar y revertir la situación de atraso del nomenclador, con una inmediata actualización de aranceles que nos permita continuar asegurando la atención de cada niño, niña y joven con discapacidad.
Desde el Centro Claudina Thevenet acompañamos el desarrollo de niños y jóvenes con discapacidad desde hace 25 años. Abogamos por los derechos de la población y trabajamos para el cambio social hacia una cultura inclusiva. Hoy hemos asumido como prioritario y urgente el trabajo de divulgación y circulación de esta información como forma de hacer visible una problemática que nos debe sensibilizar a todos como miembros de una sociedad que no puede dejar de atender a quienes más nos necesitan.


Centro Claudina Thévenet

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS