viernes 23 de agosto de 2019 - Edición Nº1247
Noticias Gráficas » Política » 23 ago 2018

Corrupción M

Pedro “Peter” Robledo… El Miserable.

Una denuncia, deja al descubierto la maniobra vergonzosa. La estafa es perpetrada por Pedro "Peter" Robledo, Sub Secretarío de la juventud del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.


Pedro Robledo, es el Sub Secretario Nacional de la Juventud, dependiente del ministerio de desarrollo social de la Nación. Este joven dirigente político del PRO, (Cambiemos) era, según los propios integrantes de la coalición gobernante, uno de los cuadros con más futuro dentro de la política.

Hablamos en tiempo pasado, en cuanto a su proyección, ya que hoy, se ve involucrado en un escándalo de proporciones.

Los contratados “TRUCHOS” de Cambiemos.

En el barrio “La chechena”, en Escobar, vive Rosaura Cipres, quien fue víctima de una absoluta infamia.

Rosaura trabajaba en el ministerio de Desarrollo Social, dentro de la órbita de la Sub Secretaría de la juventud.

El día 5 de diciembre de 2017, no la dejaron ingresar a su puesto de trabajo, la excusa, para impedir su ingreso, fue que ella había sido dada de baja como empleada del organismo.

La intención de Rosaura, era tramitar sus papeles de la obra social en el piso 20, del edificio ubicado sobre la avenida 9 de julio, ya que se encontraba embarazada y necesitaba atención médica para el seguimiento de su embarazo.

Oportunamente, ella  había informado de su situación, a pesar de ello fue dejada cesante sin ningún tipo de miramiento, y de manera absolutamente ilegal.

Pero la sorpresa mayor sucedió unos meses después, cuando Rosaura se dirigió a la UDAI de Anses de Escobar, donde intentaba darse de alta en el Monotributo Social y de ese modo lograr una cobertura médica para ella y su bebe.

El personal de Anses, al consultar el sistema para iniciar el trámite, se encuentró con que Rosaura Cipres figuraba activa en su puesto de trabajo del ministerio.

El sueldo que ella recibía por mes era de 10.000 pesos, y en los registros de Anses  su salario ascendía a $ 150.000 pesos. Si Ciento cincuenta mil pesos mensuales, leyó bien.

Infructuosamente, esta trabajadora intentó comunicarse con sus superiores, quienes jamas respondieron sus llamados.

La echaron embarazada, y le robaron 140.000 pesos por mes, no solo mientras trabajaba, si no que meses después siguieron robando ese dinero de su cuenta.

El responsable de esta situación escandalosa, no es otro que el propio Pedro “Peter” Robledo.

Robledo, conocía y conoce perfectamente a Rosaura, ella es una militante activa de Cambiemos y se desempeñaba en la tarea territorial bajo las órdenes de “Peter”.

Alguien, por orden de Robledo, realizaba las transferencias a la cuenta sueldo de Rosaura, y luego retiraba el dinero de la cuenta, también por orden de este funcionario…

Un miserable que llegó a la política, según el mismo lo decía, para depurarla de las maniobras detestables, y terminó llevando adelante las peores prácticas. Una porquería de persona.

Luego de que se hiciera pública la denuncia de Rosaura, apareció una denuncia anónima pegada en al alambrado de la casilla donde vive,  que rezaba “LOS TIEMPOS PRO CAMBIAN. TV? YO LO PENSARIA…

La estafa ya está en manos de la justicia, interviene el juzgado federal del Dr. Sebastián Casanello.

El fiscal que impulsa la causa es el Dr. Carlos Stornelli.

Rosaura, no se quedó quieta, y acudió a su abogada, que presentó la denuncia correspondiente, la cual fue ratificada oportunamente.

Hasta ahora, Robledo mira para otro lado, y Rosaura sigue en su humilde casa de Escobar, con sus tres niños, uno de ellos de un mes y medio de vida.

La abogada que se puso al frente de la causa, es la Dra. Micaela Verónica Wohn, la denuncia es contra Pedro Robledo, Sub Secretario de la Juventud,  del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Los delitos que se le imputan son: Defraudación a la administración pública, falsificación de instrumentos públicos y malversación de caudales públicos.

Los pagos se depositaban desde el ministerio, a la cuenta del Banco Nación y se acreditaban en la cuenta sueldo de Rosaura Cipres.

Solo en este caso, la estafa es de casi $ 1.200.000 (un millón doscientos mil pesos).

No se sabe si este es un único caso, o puede haber más empleados, que ignoran que desde el ministerio utilizan sus cuentas sueldo, supuestamente inactivas, para cometer un hecho de estafa económica y moral sin precedentes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS