domingo 05 de abril de 2020 - Edición Nº1473
Noticias Gráficas » Sindicales » 17 mar 2020

Coronavirus

Escándalo en lavaderos industriales: explotación, persecución gremial e incumplimiento de normas sanitarias

El Sindicato de Tintoreros Sombrereros y Lavaderos (UOETSYLRA) que lidera Luis Pandolfi está acompañando a los trabajadores de Lavaderos Appareal que hacen graves denuncias de las condiciones laborales en las que se encuentran: "Tenemos un reclamo puntual pero se trata de la salud de todos".


En diálogo con "La Primera Piedra" de Radio Del Plata, el secretario general del Sindicato de Tintoreros Sombrereros y Lavaderos (UOETSYLRA), Luis Pandolfi, denunció las condiciones a las que están sometidos los 110 trabajadores del lavadero industrial que trabaja en el delicado sector de sanidad. 

Se trata de trabajadores sin obra social, sin contribuciones ni aportes, con demoras en los pagos, maltrato laboral, amenazas, persecusión gremial, despidos a afiliados, impedimento de controles sindicales,  falta de equipamiento y condiciones de trabajo apropiadas para lidiar con material patógeno que evite el contagio a los trabajadores y la diseminación de enfermedades contagiosas, como la actual pandemia de coronavirus o tantas otras. 

Pandolfi describió brevemente lo que vivieron el viernes en las puertas del lavadero Appareal, en el barrio de Chacarita: "Hace cuatro días que el lavadero no trabaja, los trabajadores se pusieron al frente de un conflicto de salarios que ya viene hace mucho tiempo donde los trabajadores dijeron "basta" y se hizo presente el sindicato para reclamar lo que es un reclamo pura y exclusivamente gremial, no tiene nada que ver con otra cuestión. Se hizo la denuncia en el Ministerio (de Trabajo) pero para sorpresa nuestra se hizo presente la policía de la Ciudad de Buenos Aires tratando de amedrentar a los trabajadores y hubo un punto de inflexión en que pensamos que iba a pasar a mayores teniendo en cuenta que nos trataron como delincuentes y nosotros somos trabajadores."

Pero como afirma el dirigente, esto no es nuevo: "Es un lavadero que siempre ha incumplido con todo lo que tiene que ver con las que normas reglamentarias de la actividad, no cumple con las normas de seguridad e higiene, los trabajadores no cuentan con elementos de trabajo teniendo en cuenta que estamos hablando de la salud, que es un problema muy serio, es un problema mundial, que nos está afectando a todos." 

Y el reclamo va más allá del conflicto laboral y apunta a las altas esferas políticas: "Sería bueno hacer una auditoría en terreno para evaluar a dónde va la ropa de los sanatorios públicos y los hospitales.". En comunicación con Estado de Alerta, el titular de UOETSYLRA aseguró: "todo el material de prendas de sanidad que hoy provee este lavadero a diferentes sanatorios y hospitales corre riesgo de incumplimiento con las normas que aseguran la no contaminación".

El líder de los trabajadores lavaderos recordó una grave denuncia que ya va a cumplir dos años y vinculó al dueño del Lavadero Appareal con la empresa acusada de poner un lavadero clandestino en la cárcel con trabajadores carcelarios: "Este hombre en particular (Carlos Martínez Casado) que es un hábil denunciante y siempre actuó al margen de toda norma que le imponga la sociedad, el Estado y el marco regulatorio laboral, vive denunciando permanentemente al sindicato, trabajador que se asocia lo despide, no quiere delegados e inclusive estuvo denunciado hace poco tiempo por trabajar con una empresa que se llama Asepsia, estuvo vinculado fuertemente con tener un lavadero dentro de la cárcel, trabajando para afuera con trabajadores presidiarios haciendo trabajos, es una locura."

La denuncia llega hasta la violencia física a trabajadores con la connivencia de la policía de la Ciudad: "Nosotros tenemos una audiencia el día lunes, la empresa está pidiendo una conciliación obligatoria y los trabajadores no quieren ingresar por lo malos tratos, por el abuso que les hacen diariamente. Tienen tres patovicas en la puerta, le han pegado a un trabajador, la agarraron de los pelos a una trabajadora y todo esto frente a la policía que nos amedrentó a nosotros. Estamos haciendo la denuncia correspondiente. No es la policía, porque a la policía la mandan. Acá los fiscales tienen que tomar intervención en esta locura." 

"Yo no quiero que cierre la empresa, quiero que cumpla con la gente y con las normas legales.", cerró Pandolfi.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS