martes 26 de marzo de 2019 - Edición Nº1097
Noticias Gráficas » Sociedad » 17 dic 2018

OPINIÓN

Los engrupidos, el oasis y los verdugos.

Una reflexión basada en la necesidad imperiosa de unidad del campo Nacional y Popular. Un relato que pinta la actualidad desde una visión didáctica y contundente.


Por:
Gabriel Tello

La unidad del campo nacional y popular, se construye a partir de gestos, decisiones y acciones que conducen a un destino común.

La única estrategia, que lleva implícita, esta intención es el triunfo electoral en 2019, para revertir la situación de crisis, sometimiento, y endeudamiento en la que nos ha sumergido el modelo neo-conservador de Cambiemos.

Para elaborar esa unidad, jamás se debe perder el objetivo citado, que es derrotar al enemigo del pueblo.

Este enemigo no es nuevo, tampoco es débil, ni es poco inteligente.

Este enemigo, logra sumar a su causa a muchos desprevenidos.

Personas que intuyen que, votando a los verdugos, se salvarán de la horca, nada más lejos que eso. El verdugo muestra un oasis a la distancia… pero al llegar a él, no es otra cosa que la tan temida “soga anudada”.

Pero ya es tarde… los encapuchados accionarán el mecanismo, y quedarán “los engrupidos”, convertidos en “fiambre”.

Esa destreza, digna de los que venden “gato por liebre”, o de los vendedores de ilusiones, es una poderosa herramienta, que les permite perpetuarse en la dominación, y ese dominio, les garantiza el bienestar a esos pocos, a cambio de la miseria de todos.

Las características que definen a quienes votan a sus propios verdugos, se definen básicamente en 3 elementos principales:

Pensamiento Liberal: El mercado y los privados pueden ocuparse de todo, prescindiendo del estado como ordenador.

Creen que los ricos los sacarán de pobres… y serán ricos. Ese es un componente central. Compran la ilusión de que los responsables de su miseria, quienes tienen lo que tienen, porque ellos no tienen nada, los van a incorporar a su clase. Viven con esa ilusión, y con sus “delirios de riqueza”.

Por último, poseen un profundo sentimiento anti-popular. Todo lo popular lo aborrecen, lo detestan, lo combaten, sin caer en la cuenta, de que ellos son parte integrante de lo popular. Gorilas en su máxima expresión.

Entonces:

Según este elemental análisis, la sociedad cuenta con un núcleo de individuos, que no se reconocen como lo que son, si no como lo que desean ser y nunca serán.

Contra esto no hay antídoto, sólo queda avanzar sobre aquellos que interpretan un destino diferente para nuestra sociedad.

Los primeros, son entre un 25% y un 35% de los ciudadanos, (la cifra cambia, de acuerdo a las condiciones particulares de sus bolsillos).

Claramente son una minoría, no llegan, en muchos casos a ser un tercio de la sociedad.

Pero… ¿Qué sucede si el otro 70% o 75% se une?.

Sería el fin de la dictadura de la minoría. Minoría que obtiene apoyos eventuales, para continuar cumpliendo los objetivos de una pequeñísima elite dominante que los lleva de las narices, garantizándoles falsamente un bienestar sustentado en mentiras e ilusiones.

Si los más se unen, no hay opción para los menos.

Si las mayorías se organizan, las minorías no podrán torcer el destino en favor de los poderosos y el poder será Popular.

La voluntad de los gobiernos populares, siempre se centra en un modelo inclusivo, productivista, de desarrollo, y que propone un presente y un futuro de dignidad y progreso para todos.

Ahí está el punto:

¿Serán capaces los dirigentes y militantes que integran este espacio mayoritario de lograr la unidad para poner fin al sufrimiento del pueblo?

O… ¿Claudicarán ante los mismos espejitos de colores, mediante los cuales “engrupen” a ese 30% de desprevenidos?

La unidad es el único camino, y el precio que haya que pagar para lograrla, será infinitamente menor, al que está pagando el pueblo por someterse a los designios de sus verdugos.

Si los responsables de construir y conformar esta unidad no logran el objetivo… al dar su próximo paso se encontrarán con ese oasis… el mismo que encontraron los ahorcados.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS