martes 22 de enero de 2019 - Edición Nº1034
Noticias Gráficas » Política » 31 jul 2018

Actualidad

La cortina de humo para el desguace del Estado y la soberanía

Una cortina de humo es un conjunto de hechos o circunstancias, ficticios o reales, con los que se pretende ocultar las verdaderas intenciones o desviar la atención de los demás. .


Por:
Brian Galvan
Con la derogación del decreto "Garré", y la promulgación del actual decreto de defensa (el decreto "Aguad"), nos de muestra el estado y condición de las FFAA. Desde la llegada de la democracia y hasta la fecha, la política Argentina nunca ha entendido como gestionarlas; siendo éstas vitales para la integridad del Estado Nacional.
El no tener hipótesis de conflicto en un país como el nuestro, que parte de su territorio se encuentra ocupado militarmente, además, tiene que dar la discusión sobre la soberanía de la Antártida, en un mundo tan cambiante, siendo ésta una región golpeada por organizaciones criminales con alto poder de fuego y que en muchos lugares cumplen el rol del Estado, como por ejemplo el "primer comando de la capital" en Brasil; es pecar de ingenuo. 
También querer que las FFAA cumplan la función de policías es no entender la finalidad de las mismas, es no plantear cuestiones de soberanía, no darles una planificación estratégica es relegarlas a un plano de subordinación a las Ffss. 
El doloroso caso de ARA San Juan muestra un claro ocultamiento de información sobre los que pasó, y cubrió de un manto de especulaciones el hecho, lo que muestra el estado real de la armada, la interna que tenía con la Fuerza Aérea por los aviones de la aviación naval también es un síntoma más. 
La diferencia económica que existe con las FFss federales, es abismal, lo que significa que la idea de sacar el ejército a la calle tiene que ver con una idea de abaratar costos de seguridad, simplemente tener mano de obra barata. En lugar de tener una planificación estratégica en cuestiones de soberanía, se intenta que militares no formados en seguridad, pidan documentos en las calles del conurbano caliente.  
La estrategia es la de separar al pueblo de sus hombres y mujeres de uniforme. 
Quizás hay que entender que el liberalismo no tiene ni Dios ni Patria a la que responder ni rendir cuentas. 
 
Luis Brian Galván 
Oficial de reserva. 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS